Según el Banco Mundial, la forma más eficiente para reducir es pobreza es apoyar a la pequeña agricultura. Sin embargo, para lograr una erradicación de la pobreza y acabar con la el deterioro ambiental, se necesita algo más que el apoyo financiero y la cooperación para el desarrollo por sí. También tenemos que hacer incidencia política. Por esta razón, el Fondo de Desarrollo es también un actor político a nivel nacional e internacional. Una de nuestras labores de mayor trascendencia es el apoyo a nuestros socios locales para que ellos puedan hacer incidencia política, principalmente a nivel local y nacional.

La seguridad alimentaria se define como una situación en la cual todas las personas, en todo momento, tienen acceso a alimentos suficientemente sanos, nutritivos y culturalmente aceptables, en cantidades suficientemente grandes para cubrir sus necesidades que les permitan vivir vidas saludables y activas. Además, las personas a nivel comunitario y a nivel nacional deben tener derecho a controlar su propia agricultura y las políticas alimentarias de acuerdo a sus condiciones ecológicas, sociales y económicas específicas. Es un asunto de soberanía alimentaria. Esto asegura que el abono, el agua, las semillas, los animales y la biodiversidad son gestionados de una manera consciente por aquellos que producen los alimentos. Trabajamos conjuntamente con La Vía Campesina, la organización de campesinos más grande a nivel mundial, entre otros para lograr este objetivo. La Vía Campesina representa a millones de campesinas y campesinos de todo el mundo. Unimos fuerzas con las y los campesinos en un esfuerzo para asegurar la justicia global.

El Fondo de Desarrollo es una organización para el medio ambiente y el desarrollo. El medio ambiente es un factor importante en todos los proyectos que apoyamos. La incidencia política es asunto de reconocer la interrelación entre el medio ambiente y el desarrollo. Estamos involucrados en varios procesos coordinados por las Naciones Unidas a nivel nacional e internacional. Uno de los procesos más importantes son las cumbres anuales sobre el cambio climático. Hemos apoyado a nuestros socios locales para que ellos se conviertan en actores importantes en las discusiones tanto a nivel nacional previo como durante a las cumbres, y muchos de ellos son representados y juegan un papel importante en sus delegaciones nacionales ampliadas. Además, monitoreamos las conferencias para la implementación de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica y el Tratado Internacional de la FAO sobre Recursos fitogenéticos para la alimentatción y la Agricultura, los cuales tienen como objetivo la protección de nuestra biodiversidad tanto en la naturaleza como en la agricultura. A través de la participación en la Unión para la Protección de las Nuevas Variedades de Plantas – UPOV (Union for the Protection of New Varieties of Plants) hemos logrado grandes oportunidades de participación de la sociedad civil y de organizaciones de agricultores. El objetivo de nuestra participación en estos procesos es lograr los cambios necesarios en las políticas internacionales para el beneficio de los agricultores de escasos recursos y sus familias.